jueves, 23 de junio de 2011

Conclusión


En forma de Cierre...

Podemos reflexionar que la Guerra Fría evitó una confrontación directa entre los dos bloques, pero la tensión permanente se puso en marcha, la amenaza militar constante, tanto convencional como nuclear, junto a la confrontación ideológica y la guerra económica.
La Guerra Fría alteró profundamente el tejido social, económico y político del conjunto de países que forman la sociedad internacional y alteró la psicología colectiva de los pueblos.
Una de las causas de esta llamada "Guerra Fría" es la incapacidad de las naciones para cooperar y realizar las políticas pactadas, al acabar la segunda guerra mundial, hacía prever algo por el estilo. Estados unidos temían que URSS sacase partido de Europa y Asia y las sometiese variando así su mercado internacional y la URSS viceversa con lo que ambas estaban en permanente tensión.
El control nuclear pudo establecerse durante la guerra fría por un equilibrio de terror: una cosa es aceptar los riesgos de un ataque convencional; otra muy distinta es provocar con ello nuestra propia y segura destrucción. Además, los miembros del club nuclear internacional eran pocos y sus sistemas políticos permitían minimizar las posibilidades de decisiones suicidas. En esas circunstancias, la eventualidad del aniquilamiento total significó, paradójicamente, garantía de paz. El mundo conoció uno de los períodos históricos más prolongados sin un choque frontal entre grandes potencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada